La Torre Oscura - Fin

Finalmente... luego de muchos meses, algunos otros libros en medio, períodos en los que me enganché frenéticamente con la historia, y otros en los que la dormía hasta el punto de tener que volver atrás para retomarla, terminé de leer la saga completa de La Torre Oscura, de Stephen King.

Siete libros. King también se tomó sus descansos para escribirla: El primer libro es de 1970. El último, de 2004. 34 años, de los cuales la mayor parte transcurrieron entre la finalización del primero, y el momento en que juntó ganas, ideas e inspiración para escribir el segundo. A partir de ahí... la cosa ya fue más fluida. Y mucho más al final, ya que los tres últimos libros fueron escritos prácticamente sin pausa entre uno y otro.

Es imposible condensar una historia tan larga, y ni me voy a tomar el trabajo de hacerlo, ni quiero hacerlo, ni creo que sea capaz de hacerlo... ahí están los libros si quieren leerla ;) A mi me gustó mucho, me entretuvo mucho, me hizo pensar mucho por momentos, me emocionó... imagínense que una historia tan larga tiene de todo. Ni King sabía como iba a terminar esto cuando lo empezó (y no porque lo diga yo, sino porque en los prefacios de los primeros libros Stephen comparte con nosotros bastante del "backstage" de su creación), y sin embargo el tipo supo mantenerse coherente, mantener un hilo conductor, y hacernos conocer cada vez más a Rolando Deschain de Gilead, el último pistolero, y el resto de su ka-tet.

Creo que esta historia se disfruta aún más si uno ha leído antes algunos otros libros de King, en particular, Insomnia, Corazones en la Atlántida y Salem's Lot (este último no lo leí... y ni siquiera conosco el título en castellano). Pero también hay referencias a Apocalipsis, Los Ojos del Dragón, y muchos otros libros y personajes.

Rolando Deschain de Gilead

Rolando Deschain de Gilead

La Torre Oscura llegó a mí porque mi vieja me regaló hace un par de años "La Torre Oscura V - Los Lobos del Calla I", pensando que era el primer tomo de una serie. Yo (lector bastante frecuente de King) hacía rato que sentía curiosidad por la historia, pero no tenía claro de que se trataba ni como estaba organizada. El título de ese libro me terminó de confundir, ya que en cierta forma es como que confirmó una hipótesis (errónea) que yo tenía de que si bien había un hilo conductor, eran historias sueltas. Así que empecé a leer. Como el prólogo hacía un resumen (muy sintético) de lo anterior, decidí que era suficiente para continuar la historia (que repito, para mi no era "una" historia, sino un conjunto de historias relacionadas por sus personajes y una temática en común, pero independientes al fin), y seguí leyendo...

... y por suerte, un par de semanas después, en alguna reunión en la que estuvieron Alf y Sabri, comenté esto y ellos se encargaron de convencerme de que PARARA. Inmediatamente PARARA. Y empezara La Torre Oscura por el principio.

Les hice caso, y pasaron muuuuuchos meses hasta que finalmente pude conseguir los libros anteriores (gracias Alf, gracias Sabri, gracias Facu), y empezar. A partir de ahí, fui más o menos constante. A lo último me aceleré. Al punto que el último volumen me lo compré en España (acá en Argentina todavía no se editó), y en inglés (porque todavía no salió la edición de bolsillo en castellano, y la edición de tapa dura era muy cara, pesada y voluminosa).

Y acá estamos... con ese gustito a despedida que a los que disfrutamos de un buen libro nos queda cuando se termina, y tenemos que "despedirnos" de tantos personajes que nos acompañaron durante horas de tren, subte, bondi, tardes de lluvia y noches insomnes.

Que mejor que cerrar este post despidiéndome como lo haría Rolando, deseándoles a su manera...

... largos días y placenteras noches.

Roxette, 20 años

Que, ¿Roxette todavía existe? Sí. Los que me tienen que soportar a diario, me ven regularmente, o siguen este blog (donde cada tanto tiro alguna línea al respecto) sabrán que sí. Roxette quedó literalmente "freezado" el desafortunado 11//09/2002, cuando Marie Fredriksson sufrió un desmayo en su casa al volver de correr, se golpeó, sufrió una concusión, y buscando luego las causas del desmayo, le encontraron un tumor maligno en la cabeza.

Mucha agua ha corrido bajo el puente desde entonces. Cirugía, tratamientos prolongados, muchas secuelas (al día de hoy, Marie tiene dificultades para leer y especialmente para contar). Pero por sobre todas las cosas, muchas ganas de salir adelante. Marie "se guardó" con su familia, y tan solo realizó brevísimas apariciones públicas. Hasta que regresó, hace un par de años, con un nuevo disco solista en inglés, "The Change", sumamente personal. Hoy, está completamente curada.

Durante todo ese tiempo, mientras tanto, Per Gessle se dedicó a decir que el no quería que Roxette terminara... pero que obviamente, dependía de Marie. Per aprovechó para volver a escribir en sueco, y sacó un disco solista, "Mazarin", con una producción fresca, casi-casi podríamos decir "casera" (al menos comparado con el nivel de producción (¿sobreproducción?) que tuvieron los dos últimos discos de Roxette, "Have a Nice Day" y "Room Service"). Este álbum tuvo un enorme suceso en Suecia, y su correspondiente tour.

Después vino el aniversario de Gyllene Tider, la banda que formó Per en sus inicios como músico, que en Suecia es así como de culto. La banda volvió a reunirse para festejar sus 25 años, grabaron un nuevo disco, hicieron un tour, y fueron un suceso.

Terminada la fiebre "GT25", Per volvió a las fuentes. Volvió a componer en inglés, inspirado en la música que él escuchaba de joven. El resultado es "Son of a Plumber", un álbum doble con un marcado estilo de los '60 / '70.

Marie no se quedó atrás, y decidió grabar covers de canciones suecas (también de hace unos cuantos años) de artistas que ella admira. Este trabajo se titula "Min bäste vän" (Mi mejor amigo), y está saliendo a la venta hoy, ahora.

¿Y Roxette? Roxette cumple 20 años. Y obviamente todos sus fans esperamos nuevo material. Si fantaseáramos, hasta podríamos pedir además un record de ventas y un tour mundial... pero yo por ahora prefiero no ilusionarme. Principalmente, porque Marie ha pasado por una experiencia que obviamente le cambió la vida y su orden de prioridades. Y dudo muchísimo que Marie tenga interés en volver a lidiar con la prensa internacional, correr de un aeropuerto a otro, o someterse a larguísimas sesiones de grabación, seguidas de tours promocionales, fotos, videos... no.

Han decidido (o más bien, Marie ha decidido) tomarse las cosas con calma. Oficialmente (léase, de boca de Marie y Per) están grabando o van a grabar dos o tres canciones nuevas, para sacar con ooooootra recopilación de grandes éxitos, y material inédito. Material inédito hay a patadas: Hay bocha de demos y temas que nunca vieron la luz del día. Hay mucho material en vivo que nunca se masterizó ni editó. En particular, está el mítico MTV Unplugged del '93, que nunca se editó completo porque los derechos se los quedó MTV. La vez pasada, Per dió a entender que estaba trabajando junto con EMI para poder lanzar ese material. En síntesis: seguramente habrá como mínimo un nuevo grandes éxitos con por lo menos dos temas nuevos, y un box-set o un par de "regalos" extras para los fans. Veremos.

También es posible que Roxette nos sorprenda y lo que iba a ser solo "un par de temas" se transforme en un disco completo. Con el aniversario de Gyllene Tider, pasó precisamente eso: Primero nada. Después se habló de un par de temas. Después se habló de un maxi. Y un día, sin previo aviso, había aparecido "Finn 5 Fel" (Encuentra 5 errores), con 14 temas, todos nuevos.

Por lo pronto... el primer producto concreto relativo a los 20 años de Roxette es un nuevo single, "The Rox Medley", supuestamente solo para las radios (¿llegará hasta acá?), que no es ni más ni menos que un medley que incluye nuevos remixes de "The Look", "Joyride", "Listen to Your Heart", "Dangerous", "It Must Have Been Love" y "Fading Like a Flower (Every Time You Leave)". Los remixes fueron realizados por Clarence Öfwerman (el histórico productor-arreglador-tecladista de Roxette), Christoffer Lundquist (guitarrista que trabajó en los últimos tiempos con Roxette y en particular, los últimos proyectos solistas de Per) y Jimmy Monell (Shooting Star). Supuestamente, el single luego será incluído como lado-B del single con los nuevos temas que se editará en primavera.

Fuente: mi memoria :p y el viejo y querido The Daily Roxette.

Panorámicas

Después de mucho tiempo, me puse a instalar y probar con paciencia tres herramientas con las que hacía rato quería experimentar:

Son tres herramientas que se complementan para "pegotear" de una manera inteligente fotos que están sacadas de forma consecutiva, para formar una única imagen panorámica. Tenía un par de fotos sacadas así de mis viajes... pendientes de pegar hasta el día que tuviera tiempo. Alguna vez investigué un poco, y llegué a la conclusión de que éstas eran las herramientas adecuadas, pero nunca las probé del todo, porque para Fedora Core no tenía RPMs disponibles, y compilarlas no era muy sencillo que digamos. Además, autopano-sift por ejemplo está desarrollado en Mono (C#), y hasta no hace mucho, el toolchain de Mono no estaba muy maduro (y menos aún en Fedora Core).

Ahora, con Ubuntu 6.06 LTS, tenía ya los paquetes para autopano-sift y enblend. Solo tuve que compilar Hugin, lo cual no fue tan complicado.

El proceso funciona más o menos así: Autopano-sift toma las imagenes, y calcula los puntos en común, guardando esta información en un archivo. Luego, se carga este archivo en Hugin, se toma la info EXIF de las imágenes (lo que proporciona metadata sobre lentes, distancia focal, luz, etc.), se aplican algunos patrones automáticos de alineación, y se reescriben las imagenes en formato TIFF, ajustadas, y con los datos necesarios para unirlos. Por último, se usa enblend para hacer el pegoteo final (Hugin también puede hacer este último paso, pero el tutorial que seguí decía que enblend lo hace mejor y... ¿por qué no creerle?)

El tutorial que estuve siguiendo es este: Create a Panorama (en inglés), que está redactado por un chabón que a juzgar por los ejemplos en su página, sabe un rato de panoramas :)

La verdad que estos tres programitas son una masa. Se obtienen resultados MUY buenos, como la foto que dejo de ejemplo al final de este artículo, con fotos tomadas el año pasado durante la travesía Lacar/Lolog. Es una vista del lago Lacar desde el Cerro Colorado. Está armada uniendo tres fotos. Hagan click sobre la imagen para poder verla y/o descargarla en tamaño real.

Lago Lacar

Lago Lacar

Fotos del viaje a Europa

(Actualizado) Bueno, ya estoy aquí... es más, casi hace una semana que estoy otra vez en Baires. Parece mentira...

Como adelanté, no hay mucho que comentar de los dos últimos días en Madrid: Fueron días de compra, de despedirse de Javier y Silvia y su familia, de compartir todo el finde con ellos. Comimos una deliciosa mariscada, también paella, Silvia preparó milanesas (Javier, que por razones obvias las extraña más que yo, agradecido...), conocí un par de shoppings que están cerca de Alcobendas, paseamos por un parque que está cerca de la casa de Silvia... en fin, turismo urbano tranqui.

El lunes, el check-in en Barajas fue un caos... el aeropuerto estaba completamente inundado de gente. Después, la salida del vuelo se demoró como una hora. Pero también hubo cosas positivas: Me tocó un lugar comodísimo (sin asiento delante mío, con espacio para mis piernas), y el avión iba con un 50% o más de asientos vacíos, así que todos los pasajeros tuvimos espacio de sobra para desparramarnos.

A la llegada, me encontré con la sorpresa de que Facu y Mónica habían ido a buscarme. Me llevaron a casa, y compartimos unas empanadas con una cervecita. Y así... me cayó la ficha de que estaba otra vez en Baires, y las vacaciones habían terminado.

Hago público mi ENORME agradecimiento a Silvia y su familia y a Javier, por abrirme las puertas de sus casas, por bancarme, por llevarme de paseo, por darme de morfar, por aconsejarme, por haberme hecho sentir sumamente cómodo. Realmente fue muy lindo compartir los días que anduve por Madrid con ellos.

Bueno, ahora sí, al objetivo de este post: Subí una selección de fotos a Flickr. Tuve varios problemas... yo había seleccionado 104, y solo subieron algunas. Todavía tengo que identificar las que quedaron en el limbo, y subirlas nuevamente. Pero bueno, entre las que subieron, tienen un paseo por todas las etapas del viaje. Traté de poner títulos y/o comentarios como para que cualquiera se de una idea de que es lo que está mirando.

Las fotos están a baja resolución, porque preferí subir muchas a baja resolución en lugar que unas pocas a máxima calidad. Para verlas a través de internet, me parece que así está bien. Obviamente hay MUCHAS más fotos... pero es imposible subirlas todas.

Espero que disfruten la selección que armé. El link para acceder al album es http://www.flickr.com/photos/chaghi/sets/72157600064629189/

Estocolmo al atardecer

Actualización: Taché algunos números porque parecería que unas horas después, parte de las fotos que no subieron, empezaron a aparecer. Ya hay unas 10 más que al principio... así que con un poco de suerte, se va arreglando solo.

Granada y La Alhambra

El jueves a mediodía llegué a Granada, Andalucía, luego de unas cuantas horas de bus. Dentro de todo, bastante cómodo, y con una parada intermedia... así que no fue tan duro. Así y todo, una vez más, no pude pegar un ojo. Dormitar si... pero dormirme, no. No hay caso. No importa lo cansado que esté, la cantidad de horas de viaje, ni lo cómodo que sea el asiento: No consigo dormir como corresponde en ningún medio de transporte. Pero bueno, dormir... ya podré dormir en cualquier momento. Mientras tanto, aprovecho para disfrutar de paisajes que quien sabe cuando volveré a ver, si es que alguna vez los vuelvo a ver.

Granada es una de las principales ciudades de la región de Andalucía. Es una ciudad con mucha historia, ya que fue el centro de poder de la ocupación árabe. El pasado moro está por todos lados... en su arquitectura, en el barrio árabe, y por supuesto, en La Alhambra. También fue Granada el escenario del rendimiento de los moros ante los reyes católicos. Es aquí, junto a la catedral, en la llamada "Capilla Real", donde está el mausoleo con los restos de los reyes católicos (Isabel y Fernando), y (ups... que mal vengo en historia... ¿sus hijos?) Juana la Loca y Felipe.

La Catedral es inmensa, e imponente. Es de estilo romántico, con lo cual, tiene otra forma de "grandeza". Es muy diferente del estilo de la Catedral de Segovia, por ejemplo, que es gótica. Y la verdad... no se con cual quedarme. Lo interesante es que en ninguno de estos edificios sentí la presencia de Dios. Tampoco es que me dediqué a buscarlo mucho... pero estas obras monumentales, llenas de riquezas, imponentes, pomposas, la verdad que están lejos de "tocarme" por el lado de la fe. Creo que en ese sentido, me ha conmovido más una capillita de adobe perdida en una sierra del noroeste argentino con una cruz de madera y un altar tallado a mano, más que cualquiera de las catedrales, basílicas e iglesias que he visto en Suecia, Dinamarca y España. Pero, como obras de arte, son impresionantes.

Ayer, además de visitar la Catedral y la zona aledaña, recorrí el barrio árabe. Espero que alguna de las fotos que saqué reflejen bien sus callejuelas. Es muy pintoresco. Me llamó la atención que el estilo arquitectónico no se aleja tanto del estilo español que ví en Toledo, en Segovia, en Avila... en fin, en todos lados. Hay algunas cosas distintivas, como los platos y los azulejos decorando las fachadas. Pero no mucho más. Con lo cual me pregunto si este estilo, a pesar de ser antiguo, está "mestizado" con el español, o si el parecido con lo que se ve en los otros cascos históricos tiene que ver con que la influencia de los moros fue mucho más amplia, y lo que hoy vemos como "español" tiene mucho de "arabe".

Por la noche, fui a cenar a un restaurante donde había un espectáculo de flamenco. Un guitarrista y una bailarina. No fue espectacular... pero estuvo muy bien. Además, ¿qué mejor lugar que Andalucía para escuchar flamenco? Durante toda la tarde, mientras caminaba, resonaban en mi cabeza algunos versos perdidos de alguna que otra canción de Lolita Torres sobre el pueblo andaluz, que supongo habrá quedado grabada en mi cabeza porque mi vieja es fanática de Lolita y a mi me tocó escuchar los discos de chico. Impresionante, porque yo ni me acordaba que mi memoria tenía guardadas esas canciones. El cerebro humano, como siempre digo, no deja de sorprenderme.

Después de cenar, subí a pie hasta la Alhambra, con la intención de ver si podía hacer la visita nocturna. ¡Pude! Por la noche, solo se pueden visitar los Palacios Nazaríes (que es lo mejor...), pero normalmente conviene reservar. Yo tenía reserva para ir de día el viernes, no para la nocturna. Pero había lugar, así que entré. En la visita nocturna, a pesar de la iluminación, uno se pierde de muchas cosas. Pero hay menos gente. Y se escucha más el ruido del agua (que corre por todos lados), y es más fácil sentarse a contemplar algo en silencio, prácticamente solo. La visita fue maravilllosa. Cada arco, cada muro, cada techo, cada piso, es una obra de arte que vaya uno a saber las semanas, meses o años de trabajo que tiene.

Hoy viernes, arranqué temprano para hacer la visita completa a La Alhambra. Está dividida en tres partes: El Alcazaba, que era la parte militar. Los Palacios Nazaríes, que era la zona de recreo del sultán, su familia y los nobles, y el lugar donde se desarrollaban sus funciones cortesanas. Por último, Generalife, que era la zona de residencia del sultán y sus esposas. Lo más impresionante sin duda son los Palacios Nazaríes, por la profusión de decoraciones, fuentes y patios. Me encantaría volver atrás en el tiempo y verlo en todo su esplendor. Hoy, la yesería está prácticamente decolorada por completo... y se sabe que en su apogeo era sumamente colorido. De todos modos, no por esto deja de apreciarse el trabajo artístico, la geometría, el laburo arquitectónico. ¿Habrá en en los países árabes edificios de este estilo, más conservados? Digo, porque La Alhambra es re-famoso... pero está en España. La verdad que cuando uno lo piensa, que uno de los palacios árabes más famosos esté en España en lugar de estar en otro lado... suena raro. Quizás sea porque España es un lugar mucho más turístico que cualquiera de los países árabes. Será cuestión de investigar...

Saqué una ENORMIDAD de fotos (a comparación de otros tramos de mis vacaciones). Realmente, como dirían los españoles, con La Alhambra "flipé". A partir de ahora, cuando escuche a un guitarrista interpretar "Recuerdos de la Alhambra", voy a entender mucho mejor esto de que está inspirada en el correr del agua por las habitaciones y patios del palacio.

Los jardines que rodean todo el monumento son hermosos, pero han sido modificados innumerables veces, incluso a mediados del siglo pasado, con lo cual, ya conservan poco de la fisonomía original, y son más "europeos". Parte de la visita incluye al Palacio Carlos V, que para no ser menos, mandó a construir su palacio junto a los palacios Nazaríes cuando recuperó la ciudad. Es muy lindo... pero su estilo románico clásico no tiene NADA que hacer frente al arte árabe. Nada. Incluso dentro de los palacios nazaríes hay reformas hechos por los reyes españoles... dan pena, porque por un lado rompieron partes de la obra de arte árabe, y por otro, porque por bonitas que sean esas modificaciones, son muchísimo, pero muchísimo más sencillas desde el punto de vista artístico / decorativo.

En fin, terminé la visita hace un rato. Estuve casi 5 hs paseando por La Alhambra. Y debo decir que es una de las cosas que más me impactó de este viaje. Espero poder compartir fotos prontito.

En un rato, parto nuevamente en bus hacia Madrid, a donde llegaré esta noche. Queda un finde para disfrutar en Madrid, seguramente haciendo algo más tranqui en plan "amigos", saliendo con Javier y Silvia y su familia. El lunes, estoy emprendiendo el regreso. Quien sabe... el próximo post en el blog ya sea desde Baires.

Segovia y Barcelona

Bueno, el otro día corté el artículo medio en forma abrupta porque se me acababa el tiempo de conexión que había comprado, y no lo podía extender.

Seguimos: El domingo siguiente al tour por una de las "grandes superficies" de Madrid, me fuí con Javier a Segovia. El ya había estado, pero tuvo suficientes ganas de acompañarme :) Vino bien, porque hizo un poco de guía. Segovia tiene tres monumentos muy importantes: Un acueducto romano, la catedral, y el alcazar. El acueducto es impresionante. Tiene 14 kms. de longitud, que en su mayor parte son subterráneos. Justo en el centro de Segovia, aflora a la superficie un tramo de 700 mts., que atraviesa una especie de valle, por lo cual, los típicos arcos son bastante altos en la parte central. La catedral es otro monumento imponente, de estilo gótico. El problema de estos edificios es que es imposible abarcarlos con la máquina de fotos... estuve haciendo mi mayor esfuerzo, vamos a ver que sale. Pero son espacios tan amplios, tan altos... que es difícil. Encima, hay que sacar la foto en modo "nocturno", para aumentar el tiempo de exposición (de nada sirve el flash para iluminar una cúpula que está 30 mts arriba. mío), y mi pulso es CHOTÍSIMO. Ya estuve viendo en casa de Silvia que varias de las fotos de interiores de palacios e iglesias están movidas. :(

En cuanto al Alcazar de Segovia, una amiga de Javier que estudia historia del arte o algo así, le comentó que es el palacio en el que se inspiró Disney para Blancanieves o una de esos largometrajes, y para el logo (y el castillo de Disneyworld). Y debe ser cierto... porque cuando uno mira el Alcazar de Segovia, pues parece el castillo de Disney . O mejor dicho, el castillo de Disney se parece (mucho) al Alcazar de Segovia. Para este nos pagamos la visita completa, con guía y acceso a la torre.

Además hicimos la recorrida típica por la ciudad. Me faltó probar el típico plato segoviano (que ahora no me acuerdo como se llama...), porque Javier en España se ha curado bastante para su asquito por la comida, pero no pa'tanto. Y la verdad pedirme un plato para mi solo era mucha comida y mucho dinero. A la tarde, se acoplaron Silvia y Abel, que se vinieron en auto desde Madrid. Caminamos un ratito, tomamos algo, y emprendimos el regreso. Silvia preparó un guiso de conejo. Y Abel lo condimentó... Darío, te hubiera encantado, porque Abel confundió el pimentón dulce con el pimentón picante. No estaba apto para aquel a quien no le gusta el picante... o sea, solo comimos Abel y yo. El resto, comió "bocadillos" (en España, un bocadillo no es otra cosa que un sandwich).

El lunes partí a Barcelona en tren. El plan original era viajar el domingo a la noche, pero no encontré pasaje. Así que perdí medio día viajando. A la vuelta, también tenía que viajar de día, porque el jueves (hoy) tenía que estar en Granada. Esto hizo que esté en Barcelona dos días completos, en lugar de tres. Y la verdad, deberían haber sido 3 o 4. O 5. Barcelona es una ciudad MUY MUY grande, con mucho para ver y recorrer. Me encantó. Es mucho más bohemia y cosmopolita que Madrid, y sin embargo también tiene sus raíces históricas (y MUY profundas). El barrio gótico es imperdible. La catedral es impresionante. Después, el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, proyecto del cual se hizo cargo Gaudí, y solo vió terminada la primer torre. Se sigue construyendo, con donaciones de los visitantes. Estiman que estará terminado para el 2020. Esta visita en particular fue muy linda, por un lado, porque el templo es todo un icono del "modernismo" y la obra de Gaudí. Por otro, porque no todos los días se ve como se construye un edificio de esas características (torres, cúpulas, columnas...).

También recorrí a vuelo de pájaro la Villa Olímpica y la playa, aunque sea para decir "toqué el mar Mediterráneo". Barcelona tiene 3 circuitos turísticos en bus, y los hice completos... pero en muchos lugares, pasé de largo por cuestiones de tiempo. Recorrí la Rambla (la peatonal principal de Barcelona) de punta a punta, y pasé por varios de las otras casas y edificios diseñados por Gaudí. Al único que ingresé (además de la Sagrada Familia) es a La Pedrera.

Una de las "joyitas" de mi estadía en Barcelona fue que el día que llegué, me enteré que a la noche siguiente, daba un concierto de guitarra Manuel González. El tipo es un capo de la guitarra, y sobretodo un capo en música española. Yo había escuchado de él algunas veces... pero nunca en vivo. Así que ahí mismo me compré la entrada, y al otro día fui. Impresionante. Me trajo mucha nostalgia, porque Manuel tocó entre otras cosas Recuerdos de la Alhambra, que es la última pieza que yo estaba intentando sacar allá lejos y hace tiempo, en otra vida, cuando estudiaba guitarra. Recuerdos al margen, el tipo es un MAESTRO, con todas las letras. En otro de los temas, fue haciendo que la guitarra imite distintos instrumentos... hizo cosas loquísimas. Es capaz de sacar armónicos con cualquier cuerda, en cualquier nota, alta o baja. Es capaz de hacer sonar la guitarra solo con la mano izquierda (es decir, pulsando directamente sobre los trastes, sin usar la otra mano). No pude resistirme a comprarme el CD (15 €), y en un acto de cholulaje, hacer que me lo firme. Así que me vuelvo a Baires con un CD autografiado por Manuel González. ¿Qué tal?

El miércoles a la tarde, tomé el tren, y volví a Madrid... reordené la mochila, dormí unas horas, y hoy tempranito partí para Granada, en donde estoy ahora... pero eso es otro capítulo... para algún otro momento.

Seguimos transmitiendo desde España

Finalmente, para aquellos que se lo pregunten, no, no voy a ir a Italia. Decidí quedarme en España. En parte fue un tema de organización (debería haberlo previsto mejor), en parte España tiene muchos lugares interesantes para recorrer, de los que me fui enterando. En parte... tampoco me quedaba tanto tiempo, y la verdad que hacer el esfuerzo, por más cerca que esté, de ir hasta Roma, solo para ver eso... no se, no terminó de convencerme. Quien sabe... alguna otra vez, en algún otro viaje, me dedicaré solamente a Italia y Grecia, por ejemplo, con el tiempo que se merecen. La cuestión es que me quedé en España, recorriendo las cercanías de Madrid, descansando, disfrutando, y planeando si la última etapa, que me toca en Barcelona (donde estoy ahora), y Granada (a la cual viajaré el jueves).

Finalmente no fui a Granada la semana pasada. Preferí asegurarme la reserva de entrada a la Alhambra. Si no, hubiese sido una picardía. Así que el jueves fue un día al aire libre, recorriendo en Madrid el Parque del Retiro, y el Parque Carlos I. El primero, es "el" parque de Madrid. Fue creado como un jardín real, es decir, para uso de los reyes. Con el tiempo, se fue abriendo al público. Hoy, el acceso es totalmente libre, y tiene varias cosas interesantes, como el Palacio de Cristal, por ejemplo.

El parque Carlos I está cerca de Barajas (el aeropuerto). El parque es enorme... pero lamentablamente lo principal del mismo es el papel que desempeña el agua... y me lo encontré seco. Es que con el tema de la seguía que afecta a Madrid, está prohibido desperdiciar agua. Así que es una constante encontrarse las fuentes apagadas, y el verde más bien tirando a seco, etc. De todos modos, lo recorrí parcialmente. Otro de sus puntos distintivos son las esculturas, varias de ellas muy interesantes. A la salida, me junté con Silvia, que labura a unas cuadras de allí, y nos fuimos a pasear un rato por Barajas. Más tarde se nos unió Abel, y nos tomamos unas cervezas en la plaza del pueblo.

El viernes, me fui a Aranjuez. Recorrí el palacio y los jardines. Esta fue la primera vez que pagué la visita guiada a un Palacio, y realmente, vale la pena. Uno se entera de muchas más cosas. A la noche, volví a Madrid, y fuimos con Javier, Loly y Erica al cine a ver Hard Candy, un triller muy atrapante, muy bien dirigido... aunque por su temática no es para cualquiera. Esta vez me tocó ver la peli doblada (que es lo normal en España), y realmente para nosotros (acostumbrados al idioma original) es bastante deprimente. Los españoles están acostumbrados... pero no tienen idea el grado de interepretación / actuación / expresividad del actor original que pierden con el doblaje. En fin... acá fue más o menos pasable, porque no eran actores conocidos, así que no me molestó tanto.

El sábado, Javier me llevó a conocer lo que en España se llaman "Grandes Superficies". Es un enorme espacio con enormes locales... básicamente eso. El sueño de toda ama de casa con dinero, por ejemplo. Hay tiendas emblemáticas, como la sueca Ikea, tiendas de deporte, electrónica, supermercados... de todo un poco. Me di el gusto de conocer Ikea. El plan original era verlo en Suecia, pero nunca me dió el tiempo, así que me tocó verlo en España. Por lo que leí de los de Suecia... es exactamente igual. Es una especie de Easy... pero mejor. Los tipos arman ambientes enteros (cocinas, dormitorios, etc.), con los muebles, la decoración y la iluminación. Cada cosa tiene marcado su precio, número de artículo, y el lugar donde se encuentra. Así se va eligiendo, y luego se pasa a otra planta donde, con la información anterior, se van sacando de las góndolas los ítems elegidos. La calidad es muy superior a la de las cosas que se venden en Easy. En lo que es cocinas, por ejemplo, hay unas innovaciones (al menos para mi son innovaciones...), unos muebles... impresionante.

En Ikea no compré nada, pero después me hice un par de regalos en una tienda de deportes. Y también aproveché para perderle a Silvia la llave de la casa :( Ese mismo día, también aproveché para conocer una de las sucursales de El Corte Inglés (las reconocidas tiendas de España), comer kebab, y conocer a Claudia, la compañera de piso de Javier (que también es argentina).

Por Madrid otra vez...

... pero esta vez, para completar la visita.

Acá estamos. Otra vez en Alcobendas, en las afueras de Madrid, en la casa de Sil. Ya hace 4 días que ando por acá... medio repartido algunos días en casa de Sil, y otros en casa de Javi.

El domingo de mi llegada, Sil y Abel me organizaron un paseo por la sierra madrileña, al que se plegó también Javier. Fuimos hasta Rascafrías a pasar la tarde, y luego al pueblo de Miraflores (¿o era Miralejos?). Fue una hermosa tarde, viendo un poco de bosque, sierra y paisaje, que vino bien después de tantos días de "turismo urbano". Es un lugar muy lindo (y muy cercano a Madrid). A la noche, nos dimos con Javier un paseo por (valga la redundancia...) el Paseo de la Castellana, que es casi-casi como la 9 de Julio de Madrid. Es una zona que no había visto en los dos días previos a mi partida a Suecia. Pude ver la Puerta de Europa, que de todas las puertas madrileñas, es la única que me faltaba ver. Es (creo) la zona más moderna y lujosa de Madrid.

Al día siguiente estuve paseando por Alcalá de Henares, pueblo que vió nacer a Miguel de Cervantes (el escritor del Quijote, para los que viven en un termo...). Estuve de recorrida por el pueblo, de visita en la casa-museo en la que nació. También hicimos la visita guiada a la universidad, que es patrimonio histórico de la humanidad por su antigüedad. Muy interesante. Una universidad MUY MUY exigente. Y cede del lugar en el que se entregan los Premios Cervantes (algo así como el Nobel pero para literatura en español). Por la tarde, se acoplaron Claudia, su esposo Diego y su hijo Bruno. Claudia es compañera de laburo de Javier, y es de Alcalá, así que nos hicieron una mini-guiada por otras partes del pueblo, y nos fuimos de tapas con ellos. Es mucho mejor ir de tapas con españoles, se la pasa mucho mejor.

Después tuvimos un día "cultural", con visita al Museo del Prado y al Palacio Real. Todo esto lo hice solo. El Palacio me gustó bastante, similar al de Estocolmo. Lo que no disfruté tanto fue el Museo del Prado, básicamente porque hay que saber un poco de pintura e historia del arte para poder apreciarlo. Fue interesante la muestra sobre el período "negro" de Goya, así como encontrarse con cuadros famosos, que uno vió mil veces: La maja vestida, la maja desnuda, el jardín de las delicias son los que me vienen a la mente ahora. Pero, para un ignorante como yo en materia de pintura, son los menos. Estuvo interesante (nunca había ido a un museo de pintura), pero un tanto aburrido... bah, no se si aburrido, pero en cierto punto, es como que todos son cuadros, y uno ya no sabe que mirar, ni como mirar. También anduve otra vez por la Plaza Mayor y el centro histórico de Madrid. A la noche, Javier se trajo a otra compañera de trabajo, Cheli, y fuimos al cine, a ver Misión Imposible 3. Muy buena.

Hoy, me fui desde no-tan-temprano-como-quería a Avila. Avila está relativamente cerca de Madrid, y es una ciudad medieval que conserva en casi intacta su muralla. Además, es la conocida por ser la cuna de Santa Teresa. Así que por allí anduve, paseandome por la muralla (excelente escenario para leer el capítulo de la batalla del Abismo de Helm del Señor de los Anillos...), visitando algunas iglesias y conventos. Hoy también es el cumple de Abel, el marido de Silvia, así que a la noche Sil se preparó una cena, lo invitó también a Javi, y se preparó una "chocotorta", posta, con las Chocolinas que yo traje desde Baires. Muy rica.

Si todo sale bien en tema horarios, mañana debería arrancar temprano para ir a Granada. Son 5 horas de bus; pretendo estar allí dos días / una noche. Me preocupa que el sitio del BBVA que gestiona la venta anticipada de entradas a la Alhambra dice que no tiene entradas para mañana :( De todas formas, pienso ir igual, a lo kamikazee. Quiero creer que hay algún error en el sistema de reservas... no hay para ninguno de los días que probé, y aún no estamos en el pico de la temporada. Así que pienso tirarme a la pileta y ver que pasa... ya les contaré, si es que voy, como sale. Realmente sería una enorme picardía ir hasta Granada y no poder visitar la Alhambra... así que confío en que la suerte me acompañe un poco.

Hejdå Sverige!

(adiós Suecia!)

Actualización agosto/2007: Por motivos que no logro entender, este artículo estaba siendo constantemente atacado por spammers que agregaban comentarios basura, así que deshabilité los comentarios. Si querés escribirme sobre este artículo, dejá un comentario en cualquiera de los posts anteriores sobre mi viaje a Suecia. ¡Gracias!

Y acá estamos... otra vez en Arlanda, el aeropuerto de Estocolmo, haciendo tiempo para el regreso a Madrid. Así que así se termina esta alucinante primer parte del viaje.

En el post anterior nos habíamos quedado en Malmö, no? Bueno, Malmö resultó ser una ciudad muy agradable. Me gustó más que Göteborg. Y allí si tenía algunas cosas concretas que quería hacer, lo que ayudó a enfocar el tiempo. Uno de los objetivos era conocer el Turning Torso, la torre más alta de Europa, que además tiene un diseño muy particular, como si la hubieran "retorcido", haciendo que la parte de arriba esté girada 90 grados respecto de la base. A lo mejor alguien MUY detallista y con MUCHA memoria, recuerda que hace un par de años mandé un mail donde fantaseaba con que para mi cumple me regalen un departamentito ahí... :)

También pude ver el puente de Öresund, que conecta Suecia con Dinamarca. Es una obra de ingeniería impresionante. Mi idea original era volver de Dinamarca a Suecia en ferry, en un recorrido de 90 minutos, en el que uno pasa todo el tiempo junto al puente. Pero desde su construcción, los "viejos" ferris se volvieron una curiosidad turística... y si bien hay un par de empresas que te cruzan, estaba fuera de temporada (comienzan a operar en julio). Así que me conformé viéndolo desde la zona costera de Malmö.

Otro detalle de color de Malmö fue que pude conversar un montón en sueco con un alemán, que aprendió sueco en Alemania, y trabajó en Suecia un par de años como profesor en la secundaria. Ahora estaba en Malmö de paso hacia Göteborg, para correr una maratón que se hace todos los años, y que él hace un par que corre.

Y así regresé a Estocolmo. El último día fue tranquilo, dedicado a hacer un par de compras, a visitar el interior del Palacio Real (la semana pasada estaba cerrado al turismo porque el Rey tenía recepciones oficiales y otros quehaceres). Eso es muy loco... para nosotros, que venimos de un país que nunca tuvo una monarquía. Yo por lo menos tengo una tendencia a ver los palacios como una curiosidad del pasado... y cuesta a veces hacerse a la idea que no, que en este caso (como en muchos otros de Europa), el palacio es posta el lugar donde viven y desempeñan parte de sus funciones los reyes.

A la tarde, finalmente pude encontrarme nuevamente con Martina. Estuvo enferma toda la semana, con fiebre, pero hizo un esfuerzo para que salgamos de todas formas, ya que era la última oportunidad que teníamos. Había armado con Elizabeth (su amiga) un pic-nic y la visita a un parque hoy (domingo) pensando que yo viajaba el lunes :(

En fin, quedará para la próxima. Definitivamente quiero volver a Suecia algún día. Espero poder hacerlo, y en un tiempo razonable (digamos, un par de aõs). Me interesaría mucho hacer algún trekking con un grupo de suecos en algún parque nacional de los que hay al norte. Con lo que me gusta el trekking y la montaña, seguro sería una experiencia alucinante. Y una oportunidad excelente de practicar sueco e interactuar con ellos en un medio menos "turísitco". En síntesis, disfrutar de la naturaleza es algo MUY sueco, y que en este viaje solo pude hacer en ámbitos urbanos (pequeñas plazas o parques de las ciudades en las que estuve). Me llevo como "tarea para el hogar", alguna vez poder volver y hacer vida al aire libre aquí, aunque sea 3 o 4 días.

Volviendo a la despedida de Suecia: Martina me llevó a caminar por la parte sur de Estocolmo, en la que casi no había estado. Es la parte más nueva, y algunos la comparan con el SoHo londinense (para el que sepa que es el SoHo londinense, quizás signifique algo... para mí, prácticamente nada :p). Después volvimos a Gamla stan, y conocí la calle más angosta de Suecia. Había pasado por ahí 10 veces, pero no la había visto... es tan angosta, que uno puede tocar simultaneamente las paredes de las casas de un lado y del otro :)

Y luego, buscando donde comer, de PURA CASUALIDAD, terminamos en un restaurante de estilo medieval. Alucinante. Está todo ambientado como una taberna post era vikinga, incluyendo las mesas, cubiertos, vajilla, y los mozos y mozas (que están vestidos con ropas típicas). Sirven platos emulando lo más posible lo que se comía en aquella época, y una clase de cerveza que en realidad no es tal sino un antecesor, justo ahora no recuerdo el nombre :( Muy rica bebida. Tiene un gusto algo similar a la cerveza, como si fuera casera, y más tirando a la cerveza negra que a la rubia. Mientras uno come, también hay un par de chicas que van por las distintas mesas, cantando y bailando canciones medievales. Un ambiente muy lindo, y por sobre todo, atípico. Me encantó.

Ya tenía todo mi equipaje armado, así que todo lo que hice después fue volver al hostel a dormir literalmente un par de horas. Mi rutina arrancó a las 3:30 a.m. Prometo que si alguna vez vuelvo a Europa, o vuelvo a hacer un viaje así, largo, planificaré horarios mucho más razonables de los que elegí esta vez. Por lo pronto, espero dormir algo en el avión. En unas horas, estaré otra vez en Madrid, reencontrándome con Silvia y Javier.

Göteborg, Halmstad, Köpenhamn

Hace un par de días inicié la "maratón" por otras ciudades nórdicas. El primer destino fue Göteborg (Gotenburgo), en un tren de alta velocidad. La experiencia del viaje (por el tren, el servicio y la tecnología) en sí fue muy interesante, pero los detalles del servicio de trenes quedarán para otro post, en algún momento, ya que hay PILA de cosas del sistema de transporte público de pasajeros (no solo de trenes) de Suecia (y España) que merecen su propio artículo.

Fue un lindo paseo por la "campiña" sueca... una vez que se deja atrás Estocolmo y sus suburbios, empieza el VERDE. Todo MUY verde. Con casitas y granjas acá y allá, la tierra trabajada, arada, sembrada. Es muy parecida nuestra pampa húmeda, solo que el paisaje es más divertido, porque tiene más relieves (no llegan a ser sierras ni mucho menos, pero el terreno no es completamente llano). Además, sorprende tanto verde cuando uno piensa en la latitud, y que apenas estamos promediando la primavera. Es como que en invierno hace tanto frío, que la primavera sencillamente ESTALLA. Como si quisiera aprovechar el poco tiempo que tiene para volver a poner color al país.

Ya que estamos: Este detalle del verde, el colorido, también está reflejado en las ciudades, en las casas, en las plazas... en Estocolmo por ejemplo, de un día para el otro, pasaron a la noche los duendes, y llenaron todos los canteros de flores. Y nada de tirar un par de plantas así nomás: no no, siempre jugando con distintas variedades, armando esquemas, con un toque muy artístico en más de un caso.

Volviendo a Göteborg: Una vez en la ciudad, me dediqué a recorrerla, y empecé a notar un patrón que luego se repetiría: Haber ido tan poco tiempo (en cada lugar estuve menos de 24hs), sin una idea muy clara de que hacer, no fue del todo positivo. La conclusión es que si uno va a ir a una ciudad por unas horas, no puede "conocerla". A lo sumo, tiene que ir puntualmente a uno, dos, tres lugares, y listo. "Vivir", "conectarse" con Göteborg, hubiera necesitado mínimo de un día más. En este caso, no me importó demasiado, porque a pesar de ser la 2da ciudad sueca en importancia, no es tan linda. Es muy grande, mucho más "comercial". Mucha industria. Mucho puerto. Recorrí un par de lugares típicos, pero me perdí de otros mil.

Un punto rescatable de Göteborg: El hostel. ENORME. Nunca había estado en un hostel tan grande, y con tantos servicios.

Al día siguiente, partí para Halmstad. Halmstad era por un lado una excusa para conocer un pueblo "chico" de Suecia, por otro lado, el capricho de aprovechar a que no es cualquier pueblo: Es el pueblo donde vivían/viven Marie Fredriksson y Per Gessle, o sea, Roxette, y los miembros de Gyllene Tider (la banda con que Per Gessle se inició en la música).

Pero Halmstad es más conocido porque alguna vez supo ser el pueblo más importante de toda esa zona, y supo ser danés... hasta que un día pasó a ser sueco, por esta magia de la intrincada historia de amistades, uniones y desuniones entre las coronas de Dinamarca, Suecia y Noruega. Además, Halmstad posee las que para muchos son las mejores playas de Suecia: Tylösand. Y por si esto fuera poco, el complejo turístico más importante de Tylösand es de... Per Gessle :) Y el hotel en sí posee un area denominada "Leif Lounge", donde hay un montón de "memorabilia" (colecciones de posters, discos viejos, premios, fotos, etc.) de Roxette, Gyllene Tider y otros proyectos musicales de Per.

Bueno, por el lado del fan, no me fue tan bien en Halmstad: Había dos cosas que quería hacer: Visitar el Leif Lounge, y tratar de encontrar el viejo estudio "Tits & Ass", donde se grababan los demos de Roxette. Lo segundo estaba medio resignado a que era muy difícil, porque está en las afueras, el edificio no es más de Per Gessle y M. P. Persson, sino que es una propiedad privada... en fin, para el tiempo que tenía era difícil, y finalmente no fui. Pude ir a Tylösand, sí, y disfruté un rato de la playa (aunque estaba fresquito...), pero otra vez el reloj fue tirano con mi corta estadía: El Leif Lounge abría a las 19:00. Y yo a las 18:00 tenía que estar otra vez en la estación de tren para ir a Köpenhamn. Así que el Mariano "fan" de Roxette se volverá un poquitín frustrado, porque estuvo "ahí", y no pudo verlo.

Por lo demás, Halmstad es un hermoso pueblo. Fue más lindo de caminar por Halmstad de lo que fue caminar por Göteborg.

Esa misma noche, llegué a Köpenhamn, Dinamarca. El hostel era también enorme. Me duché, me cambié, y salí a recorrer un par de horas. Lo primero que a uno le llama la atención de Köpenhman son las bicis: Bicicletas por doquier. Mucho más que en Suecia (al menos mucho más que en Estocolmo). Más de una avenida tiene 3 partes: La vereda propiamente dicha, la bicisenda, y la calle en sí. Y para un porteño pelotudo (como yo) es bastante fácil no darse cuenta y terminar en la bicisenda... a riesgo de que lo lleven puesto, o lo caguen a puteadas.

Lo otro que me llamó la atención de Dinamarca fue que si bien podía leer y entender la mayoría de los carteles (parece sueco mal escrito...), ni a palos entendía el danés hablado. Cambia mucho la pronunciación y la entonación. A los 10', me dí por vencido, y a partir de ahí, en Köpenhamn me manejé en inglés.

De esta recorrida nocturna también rescato que Köpenhamn tiene MUCHA más vida nocturna que Estocolmo. Mucho más pub y bar abierto hasta mucho más tarde, con gente de todas las edades dentro, música en vivo, pool, juegos electrónicos... de todo.

Al día siguiente, me organicé mi propio city-tour a pata. También hice un paseo por los canales en una lancha. Dinamarca es muy muy linda, no tanto como Estocolmo, pero es una hermosa ciudad, sobretodo en su casco histórico. Pero no es una ciudad que pueda recorrerse en un día. Tiene PILAS y PILAS de museos y edificios e iglesias. Así que como a la tarde tenía que ir a Malmö, decidí abreviar la estadía en Köpenhamn lo más posible, a fin de maximizar las horas que me quedaría en Malmö. Digamos que la intención fue quitarle 4 o 5 horas a Köpenhamn, que de todas maneras no alcanzaban para decir "recorrí la ciudad", para ganarlas en Malmö, y estar menos ajustado acá.

Y acá estamos, en la estación de trenes de Malmö. Ya fui hasta el hostel (muy lindo, pero alejado de la ciudad), me duché, me cambié, y volví acá, para iniciar la recorrida. Los detalles de Malmö... otro día (por lo pronto, después de que los tenga, jaja)

Así que hasta ahora el saldo de esta maratón es que si bien conocí más lugares, saqué un montón de fotos, vi cosas interesantes, disfruté... de cada lugar me volví con gusto a poco. Así que ya decidí que una vez que vuelva a España, para continuar la 2da etapa de este viaje, lo voy a pensar MUY BIEN antes de tirarme a pretender ir a todos lados, estando solo 24hs en cada lugar.